jueves, 5 de junio de 2008

La fábula del ingeniero

Esta es una historia antigua, conocida por todos y con múltiples versiones, pero era de especial relevancia para el tema que quería comentar, así que la reproduzco aquí:

<<Un empresario tenía una fábrica que no funcionaba bien. Después de llamar a decenas de técnicos diferentes para que la revisasen sin éxito, decidió contratar a un ingeniero con muchos años de experiencia a sus espaldas. El ingeniero revisó las instalaciones durante dos horas, tranquilamente, hasta que el empresario le preguntó:

- ¿Sabe ya qué es lo que no funciona?
- Sí - contestó el ingeniero-. Es este tornillo.

Lo enroscó y el problema se solucionó. El empresario, muy agradecido, le dijo que le enviase la factura por correo. Días después, llegó un sobre a su nombre en cuyo interior había una factura que indicaba:

Enroscar un tornillo - 10.000 dólares.

Asombrado, el empresario llamó al ingeniero y le dijo:


- Mire, no es por ser descortés, pero considero que el importe de la factura es desproporcionado, teniendo en cuenta que enroscar un tornillo no puede costar tanto.
- Tiene toda la razón, mañana mismo le envío una nueva factura.

Al día siguiente, el empresario recibió la nueva factura, en la que se podía leer:

Enroscar un tornillo - 1 dólar.
Saber qué tornillo había que enroscar - 9.999 dólares.>>

¿A qué viene esta fábula? Es solo el preludio de una pequeña reflexión. El trabajo intelectual no se valora. Llevo años comprobándolo. Para poder pedir grandes sumas de dinero, reconocimiento (ya sea social o familiar) y/o agradecimiento es necesario dejarse los hígados con esfuerzo físico. No importa que existan grandes mentes que hayan inventado/desarrollado/creado mil y una cosas que hacen la vida más cómoda, más larga y más productiva. Siempre habrá alguien que opine que pensar no supone esfuerzo.

1 comentario:

raskalakabra dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que lo intelectual no se valora, ya mi madre decia que para que iba a estudiar física que para que servia eso.... Tal vez se paga más el esfuerzo físico pero también hay esfuerzos físicos( como estas de sol a sol en el campo en la obra, o en una mina) que son mal pagados y que deberían pagarse más. Nunca entendi como un administrativo puede ganar más que un peón de obra.

 
Todos los derechos reservados©